domingo, 16 de septiembre de 2012

El mal de la intolerancia

Esta mañana me enteré de la noticia de que El Gran Wyoming había sufrido una indisposición antes de una actuación prevista en el Festival Fenrerock en Ferrol y se encontraba hospitalizado. Probablemente, no me hubiera causado la misma impresión si se tratara de otra persona a la que no admirase o con cuyas ideas estuviese radicalmente en desacuerdo, pero creo estar segura de que tampoco me habrían pasado por la cabeza cosas como estas (comentarios a la noticia hechos en Fórmula TV, Facebook, Menéame y Twitter):


"Wyoming está podrido por dentro"

"Me repugnan los progres"

"Llamémosle crisis, llamémosle excesos. Ay, progre, progre".



"Eso le pasa por mala persona"


"Consumir cocaína es lo que tiene"

"ojalá Wyoming deje el pellejo en el hospital"

"puede que sufriera una sobredosis de socialitis rancia" @alvaromieres

"Se mordió la lengua y se envenenó"

"Wyoming muérete"

"Que en paz descanse"

Multitud de internautas han frivolizado con el estado de salud de
Wyoming, llegando a desearle la muerte o a atribuir sus problemas
al consumo de sustancias. "Me repugnan los progres", ha sido
lo único que se le ha ocurrido escribir a otros.

Son comentarios vertidos antes de saberse lo que le ocurría realmente al presentador de El Intermedio -finalmente ha trascendido que se trataba de una indisposición estomacal sin importancia-, pues inicialmente se disponía de muy poca información y el medio que dio la exclusiva, La Voz de Galicia, atribuyó el ingreso a "una crisis" sin especificar nada más.


Dani Mateo aclara el estado de salud de Wyoming
Dani Mateo, compañero de Wyoming en El Intermedio,  aclaró que se
trataba de un "problema estomacal sin más" y se mostró molesto con
quienes, además, quisieron relacionar de algún modo esta noticia con el
reciente fallecimiento del Maestro Reverendo, amigo personal del cómico y
 cuyas carreras estuvieron estrechamente ligadas durante años. También
con que se empleara el término "crisis", dando lugar a todo tipo
de interpretaciones y comentarios a falta de más datos.

Lo que resumen todos estos comentarios que recojo (y muchos más que podía haber incluido) es la intolerancia a las ideas ajenas. Porque el único mal que ha hecho Wyoming -al menos de forma pública, claro- es defender unas ideas determinadas y presentar un programa de humor donde, además, se limita a interpretar unos guiones de los que ni siquiera es autor, como ha dicho en más de una ocasión,.


Wyoming, con el equipo de El Intermedio (de izquierda a
derecha, Dani Mateo; Gonzo; el propio José Miguel Monzón,
WyomingSandra Sabatés, Thais Villas y Usun Yoon), espacio
 que presenta en LaSexta desde el estreno del canal en 2006.
Foto: Fórmula TV.

Y no digo que no hubiera ocurrido a la inversa si ingresaran a Herman Tertsch -que en su día responsabilizó a Wyoming de una paliza que le fue propinada, demostrándose posteriormente que nada tenía que ver con aquel episodio- o a Jiménez Losantos, pero no por eso deja de parecerme triste y preocupante, al contrario. También sé que no es nada nuevo, toda esta intolerancia radical; aún así, sigue sin caberme en la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada