domingo, 1 de marzo de 2015

Las de Anna Allen y otras locuras

La historia de la actriz Anna Allen es realmente de cine. Nunca mejor dicho. Inventarse una vida que no es tuya haciendo creer que has estado en sitios y con gente que no tiene nada que ver contigo a base de Photoshop es inquietante. Empiezo con ese asunto para un resumen semanal con alguna locura más y otras cosas que nada tienen que ver.

  • Anna Allen y la vida que no era. Lo esbozaba en la introducción: la actriz Anna Allen (que yo conozco por su papel de Marta Altamira en Cuéntame y diría que muchos no conocen de nada) hizo creer primero que estaba invitada a los Oscars y luego que había acudido a la ceremonia, haciendo uso del Photoshop. A raíz de ahí -medios que intentaron contactar con ella para que narrara su experiencia se percataron de que algo raro pasaba-, se descubrió que no solo era una farsa, sino que ya lo había hecho en otras ocasiones falsificando su presencia en diferentes eventos. Más allá del cachondeo lógico, creo que Allen no es una Sonia Monroy, que ha reconocido que planificó su montaje para lograr la notoriedad que efectivamente logró; pienso, desde la ignorancia (eso sí) que esta otra debe de tener algún problema que le haya llevado a actuar así. No parece una broma ni una cosa puntual, tiene pinta de ir más allá. La intérprete no solo no se ha pronunciado, sino que ha borrado todos sus perfiles en redes sociales. No sé si alguna vez volveremos a tener noticia de este asunto, pero desde luego intuyo que la protagonista de esta rocambolesca historia necesita ayuda.

Aquí se aprecia cómo Allen habría puesto su cara suplantando a la
chica que realmente aparece en la imagen con el equipo de The Big Bang
Theory. En IMDb figura su cameo en esta serie con el atributo
de "uncredited", no sé si porque alguien la creyó o
cuál es el motivo.

jueves, 26 de febrero de 2015

20Blogs 2015

Este año he sido muy, muy perezosa a la hora de pedir el voto para los Premios 20Blogs, en los que participo de nuevo. Más que nada porque no me gusta ser pesada y en un período de votación tan largo (que en pocos días llega ya a su fin) corría el riesgo de llegar a serlo, y mucho.

Leía un tuit estos días que si no se refiere a este concurso bien podría estar haciéndolo y que tiene mucho de verdad. Paso a reproducirlo:


miércoles, 25 de febrero de 2015

"No vuelva. Ha sido patético"

No he tenido oportunidad de ver este año casi nada en directo del Debate sobre el Estado de la Nación. Solamente he leído cosas y he visto extractos a posteriori. Pero hay una frase que creo que destaca por encima del resto. La soltó el señor presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: "No vuelva usted aquí a hacer ni a decir nada. Ha sido patético". Iba dirigida al líder de la oposición, Pedro Sánchez. ¿Quién es él para decir eso? ¿Habla del Congreso de los Diputados o de su casa? ¿No serán los ciudadanos los que tengan que decidirlo?





lunes, 23 de febrero de 2015

Desnudos

Desnuda decían que aparecía la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, en unas imágenes en las que ella niega ser la persona retratada. Partiendo de ahí elijo ese título para el resumen semanal, aplicable también a los que quedan de alguna manera -figurada o no tanto- desnudos como consecuencia de sus palabras o sus actos. De esto último, hay varios casos en las historias de hoy aunque, como siempre, no es aplicable a todas.

  • Las falsas fotos de Teresa Rodríguez desnuda. Querer desprestigiar a una política a base de hacer públicas unas fotos en las que aparece sin ropa me parece completamente estúpido. Y otra finalidad con la que hacerlo se me escapa. Si, además, ni siquiera es ella la que sale en las fotografías, el disparate alcanza cotas insospechadas. Parece mentira a dónde se puede llegar para hacer daño a una persona, pero lo más preocupante es que este se considere un modo de hacerlo. ¿Es mejor o peor en su faceta política por ir a una playa nudista o por no ir? No acabo de entenderlo. Para colmo, parece ser que las casposas Amigas y conocidas de TVE comentaron el asunto dando las fotos por reales cuando la protagonista, la candidata de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, asegura que no lo son. Ha presentado una queja.

Teresa Rodríguez, desnuda en la playa
Teresa Rodríguez (izquierda) y la foto de un desnudo que se
difundió como si fuera suya, en pantalla de TVE.
Captura de 20 minutos.

domingo, 22 de febrero de 2015

Otro derbi de color celeste

En realidad se impuso el verde, color de la segunda equipación del Celta que fue la lució el equipo de Berizzo en la noche de ayer. Pero lo importante es que el conjunto vigués se llevó la victoria en el derbi de Riazor frente al Deportivo de La Coruña, como ya había hecho en la ida. Es la primera vez desde la temporada 2006/2007 que los celestes ganan los dos partidos de liga frente al eterno rival. En el caso de estos últimos tres puntos, llegan después de los sumados contra el Atlético de Madrid y suponen ya dejar la permanencia prácticamente certificada. Además, consiguen hacer olvidar por completo la racha de diez choques sin ganar, sucedida ahora por otra de cuatro sin conocer la derrota. Un derbi de color celeste y con mejor sabor imposible.



Los futbolistas del Celta celebran el gol de Larrivey que hacía el 0-2. Foto: Ricardo Grobas.

viernes, 20 de febrero de 2015

¡En qué estaría yo pensando! (III): Mis errores, en primera persona

Las veces que me han atacado por posts en este blog se ha usado con frecuencia el argumento de "como si tú nunca te equivocaras", porque casi siempre se rebelaban contra críticas mías a terceros que no compartían. Me vienen a la cabeza los errores gramaticales en canciones o el "inmigrante en paro, pero honrado". Por supuesto que meto la pata y esta entrada es buena muestra. Constituye la tercera parte de ¡En qué estaría yo pensando! y viene precedida de dos entregas (primera / segunda) donde repasaba los errores cometidos por periodistas de El País que ellos mismos detallan en un libro del mismo nombre. Desde el principio me pareció que lo justo era plasmar también algunos fallos míos -quién sabe si aquí mismo habrá más...-, los que son lo suficientemente graves o significativos para que los recuerde (ni que decir tiene que he incurrido en muchos más), y entre ellos intercalo algunos episodios más bien anecdóticos.  Si me voy acordando de otros, los añadiré. ¡Ahí van!

  • Maldito titular. Fue en mi primer verano de prácticas, cuando todavía me quedaba un año de carrera por delante (quiero decir que si aún me considero novata, entonces lo era muy mucho), cuando me encargaron un reportaje cuyo titular venía ya en el lote, se iba a llamar En la mente del asesino más sanguinario (su razón de ser estaba en un crimen brutal que se había producido en aquellos días, aunque tenía una vocación general, más allá de aquel suceso concreto). Para mí, que titular no es mi fuerte, podía parecer que me habían hecho un favor liberándome de esa tarea, pero no lo agradecí nada. No me atreví a rechistar, pero ni me gustaba ese titular ni me gusta, de ahí que lo siga teniendo grabado en la cabeza casi siete años después. Con el texto, aunque no lo he vuelto a leer, tengo idea de que me quedé satisfecha, al menos en aquel momento. Hablé con expertos que me costó Dios y ayuda conseguir y acerté a plasmar lo que me explicaron sobre qué le pasa por la mente a una persona para matar a otra. Pero, con semejante titular, ¿qué más daba lo que contara? Aquello ya no merecía la pena.

"En la mente del asesino más sanguinario".
Aquel reportaje fue mi primera doble página.

miércoles, 18 de febrero de 2015

¡En qué estaría yo pensando! (II)

No tenía idea de dejar pasar tanto tiempo entre la primera parte y esta segunda y penúltima, pero aquí está. Hoy repaso la segunda mitad del libro ¡En qué estaría yo pensando!, en el que periodistas de El País hacen un ejercicio muy elogiable al poner de manifiesto los errores que consideran que han sido los más graves que han cometido en sus carreras. Como ya comenté, me encantó.

Para los que hayan leído la entrega anterior, que no piensen que me escaqueo de lo que prometí. Mis errores los contaré finalmente en una tercera parte por dos cosas: 1. Que este post ya es lo suficientemente largo. 2. Que necesito tiempo para localizar los que recuerdo y también para recordar más (y no dispongo de mucho). No digo cuándo, ¡pero cumpliré!

  • Ruiz-Gallardón y la bicicleta. Mábel Galaz se arrepiente públicamente de un reportaje aparecido el 6 de junio de 2005. En aquel momento, Madrid luchaba por ser ciudad olímpica en 2012 y, coincidiendo con el Día Mundial del Medioambiente, se organizó una fiesta para impulsar la candidatura y festejar la efeméride. Dado que el proyecto olímpico incluía múltiples espacios verdes y para bicicletas, Galaz pensó en inmortalizar al entonces alcalde, Gallardón, llegando al evento en vehículo de dos ruedas. Tras gestiones nada sencillas, lo logró, pero Madrid no fue elegida sede de los Juegos (tampoco en un intento posterior estrechamente ligado al relaxing cup of café con leche) y las políticas verdes prometidas nunca se plasmaron en la capital. "Me arrepiento de haber dado esa imagen ecológica de Gallardón", dice la profesional. Aunque matiza que su objetivo no era otro que "ofrecer al mundo una imagen optimista de la ciudad".

Mabel Gálaz en En qué estaría yo pensando, errores de periodistas de El País, Madrid quiere ser olímpica
Después del esfuerzo que le costó a Mábel Galaz lograr que Gallardón
accediera a llegar en bicicleta para celebrar el Día Mundial del
Medioambiente y dejarse fotografiar por El País, los
acontecimientos posteriores hicieron que hoy lo lamente.

domingo, 15 de febrero de 2015

Voces y silencios

Recupero el resumen semanal que había dejado aparcado y lo hago dando un hueco a temas no solo de los últimos siete días, sino echando la vista un poco más hacia atrás en algún caso. El título alude a los silencios que se han producido (Swissleaks, por ejemplo) y a otros que hubiera sido mejor que se produjeran, mientras que las voces, por el contrario, se refieren a las que merece la pena oír, ya sean las que se expresan con palabras o con imágenes, en otras ocasiones.


Ángel Gabilondo, PSOE Madrid
Pedro Sánchez tomó la firme determinación de destituir a Tomás
Gómez ante la negativa de este a presentar su dimisión.