lunes, 6 de agosto de 2012

Español por obligación

"Mi sentimiento es catalán, no siento lo mismo escuchando el himno español que Els Segadors". Estas palabra son perfectamente lícitas y no tienen, a priori, nada de malo. No cabe duda de que muchos catalanes las suscribirían, al igual que les ocurriría a ciudadanos de otras comunidades con sus respectivos himnos. El problema es que se trata de declaraciones realizadas por Álex Fábregas, un jugador de hockey hierba que estos días ha estado participando en las Olimpiadas como miembro del combinado español de su deporte.


Fábregas dijo no sentirse español pese a competir con la selección de hockey
El jugador, durante un partido.

Las manifestaciones del centrocampista no han sentado bien, y no es para menos. Cuando me enteré del asunto me pareció que no tenía ni pies ni cabeza que alguien que piensa así -y es muy legítimo que lo piense, repito- y lo hace público acceda a competir en representación de España -"disfruto por mí, por los compañeros, por la gente que va a verme. En ningún momento juego pensando que lo hago por España", dijo también-. Después he leído que, en caso de renuncia, podría ser inhabilitado. Esto explicaría -o no- otra de sus frases: "Juego con España porque no tengo otra opción".


Álex Fàbregas (Barcelona, 1980) milita en el Real Club Polo.

Igual que parto de la base de que si alguien que no se identifica con un equipo no debería acceder a representarlo, considero asimismo que esa decisión nunca debería tener consecuencias -como la hipotética inhabilitación- para quien la tomase. Y me viene a la cabeza el caso de Fran Vázquez, que se autodescartó para la selección de baloncesto -los motivos no eran ideológicos, pero tampoco Fàbregas hubiera tenido por qué alegar esos, digo yo- o este otro caso, muy similar, que desconocía pero que he encontrado intentando informarme al respecto. Otros se borran por lesión, por diferencias con los técnicos... Cuesta creer que no hubiera soluciones alternativas


El jugador de la selección española de hockey hizo unas polémicas declaraciones
El deportista, posando con la equipación española.

Una vez que ha aceptado ir con la selección a los Juegos -no había noticias previas de que hubiera intentado evitarlo y, si ha sido así, debería aclararlo-, lo menos que podía hacer era callarse. Leía un tuit que decía que para muchos, gallegos, catalanes y vascos son españoles si ganan medalla y dejan de serlo en caso de no lograrla. Del mismo modo, quizás el "no tengo otro remedio" de Fàbregas también esconda un "no tengo otro remedio" para vivir unos juegos, para optar a una medalla, para estar presente en la cita con la que todo deportista profesional sueña (no únicamente para no librarme de ser inhabilitado). Igual es que le compensa y por eso, de nuevo, debería guardarse este tipo de opiniones.

Sus palabras pierden todavía más credibilidad si se tiene en cuenta que fue de los primeros en publicar una foto suya muy sonriente donde lucía el chándal del equipo español. Algo no cuadra.


*Actualización 5/8/2013: La jugadora de la selección de waterpolo y reciente campeona del mundo con la misma Roser Tarragó protagonizó ayer un episodio parecido, en este caso en Twitter, donde fue gravemente insultada y amenazada hasta el punto de terminar cerrando su cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada