domingo, 20 de abril de 2014

Semana de desconexión

La noticia de esta Semana Santa es, sin ninguna duda, la muerte del gran literato Gabriel García Márquez, a quien ya le dediqué un pequeño homenaje en el post anterior. Han sido unos días en los que he estado bastante desconectada del mundo por motivos que no vienen al caso (es probable que el blog esté algo abandonado también en la semana entrante), así que este resumen va a ser mucho más breve de lo habitual, pero ahí van algunas de las cosas que quiero recoger.

  • Adiós a Junior. Nos sorprendía el pasado martes, al menos a mí, la muerte de Antonio Morales, Junior, músico excomponente de Los Brincos y del dúo Juan y Junior (junto a Juan Pardo). También era el viudo de la cantante Rocío Dúrcal -algo que muchos han priorizado a la hora de recordarle-, de cuya muerte cuentan que nunca se repuso. Y el padre de la cantante Shaila Dúrcal, la actriz Carmen Morales y un tercer hijo que ha vivido al margen del mundo del espectáculo, exceptuando aquel dúo con su hermana mayor que popularizó Sopa de amor. Descanse en paz. Mi recuerdo para él, con Anduriña, un tema emblemático (me hubiera gustado encontrar una versión en gallego con Junior, como la de Juan Pardo con Serrat, pero no lo he conseguido y desconozco si existe):




  • El gallego y la ignorancia. Me aburre un poco el tema del desprecio por el gallego (o por cualquier otra lengua), pero creo que, pese a ello, no hay que pasar por alto casos como el que recogía esta semana La Voz de Galicia. Mediante una carta al director, una joven madrileña relataba cómo, tras haber enviado un CV a un hotel asturiano en el que indicaba poseer un nivel alto de gallego, recibió una respuesta en la que le recomendaban omitir este dato apuntando hacia la irrelevancia del mismo y menospreciando el idioma cooficial de la comunidad gallega. El diario se puso posteriormente en contacto con esa señora y esto fue lo que dijo. ¿Cómo puede seguir habiendo gente tan ignorante?
  • Fin al reinado de Nadal en Montecarlo. Rafa Nadal caía eliminado en cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo a manos del también español David Ferrer. Era el inicio de la temporada de tierra, superficie en la que es especialista y dominador absoluto desde hace años (se le conoce como King of the clay), pero ha reconocido que arrastra falta de confianza desde que fue derrotado por Novak Djokovic en la final de Australia. La final de este torneo será suiza, pues la disputarán Stanislas Wawrinka y Roger Federer. Por mi parte, solo una cosa de cara a los próximos torneos: ¡Vamos, Rafa!


  • Víctimas de accidente en carretera. Uno de los temas que más espacio llenan en estas fechas vacacionales son las cuestiones relativas al tráfico: las operaciones salida y regreso, los atascos y la parte más dramática: los accidentes y sus consecuencias, a veces muy graves. Este año se aprecia un aumento de los sucesos trágicos en carretera, una tendencia que ya se venía evidenciando en los datos del fin de semana. No sé qué conclusiones se puede sacar sobre esto, pero desde luego sí me parece un tema sobre el que hay que reflexionar.
  • Procesiones, procesiones, y más procesiones. Esta semana que termina es la  de las procesiones, incluso de recogimiento y demás. Cosas que a muchos nos suenan algo antiguas (mis abuelos no encendían la tele en Viernes Santo), aunque no por ello menos respetables, claro está. Partiendo de la libertad de cada uno, siempre me llama la atención ese fervor religioso concentrado en pocos días y olvidado el resto del año por tantas y tantas personas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada