miércoles, 8 de octubre de 2014

Guasapeando con el beneplácito de la RAE

Resulta interesante ver cómo la Real Academia Española de la lengua trata de adaptarse a los tiempos a base de incluir en su diccionario nuevas palabras y también de retirar otros términos o acepciones determinadas de los mismos. Últimamente los medios han hablado de la nueva edición, que estará disponible en unos días. Precisamente, dediqué un post a este tema hace dos años en el que hablaba de términos que se incorporaban a la edición online, pero que tendrían que esperar hasta figurar en la impresa. En este tiempo se han popularizado otros términos, empezando por un WhatsApp que yo aún no usaba en ese momento y que ahora tendremos incluso varias opciones para elegir cómo escribirlo.


Definiciones de los vocablos que desaparecen y de aquellos
a los que se da cabida por primera vez. Fotos: El País.


  • Las más llamativas. A veces, como ocurre con el caso de WhatsApp al que recurro en el titular, se adaptan términos extranjeros de uso común a la grafía española. El nombre de este servicio de mensajería se podrá escribir como "guasap" o "wasap", con el verbo correspondiente ("guasapear" o "wasapear", aunque se prefieren las opciones con w). Otro ejemplo de adaptación es el de "jonrón" para la jugada de béisbol (otro caso similar del pasado, el de este deporte) conocida como "home run". Reconozco que este tipo de novedades, al menos de entrada, me cuestan un poco.
  • Las cinematográficas. Hay términos que yo he usado a menudo en cursiva en los posts de cine y televisión y que a partir de ahora ya podrán ir en redonda por haber sido aceptados por la Academia. Es el caso de "precuela" y de "cameo".

Pieza de La Sexta sobre las novedades en el diccionario.


  • Las obligadas. "Mileurista" es un vocablo que sin duda pedía a gritos estar presente el diccionario en los tiempos que corren. Otras como "hipervínculo", "cortoplacista", "externalizar", "hacker" o "medicalización" también resultaba hasta extraño que no estuvieran incluidas, puesto que tengo la percepción de que todas se usan con total naturalidad, aunque unas con más frecuencia que otras.
  • Las extrañas. En la lista de palabras nuevas hay un par de ellas a las que me da que no voy a dar uso. Son "serendipia" e "identikit", esta última utilizada en el español de Latinoamérica para referirse a un retrato robot.
  • Las modernas. Términos como "spa", "pilates" o "bótox" no los conocía nadie hace no tanto tiempo. Hemos pasado al extremo contrario y ahora todo el mundo las conoce y utiliza. "Audioguía", "naturópata" y "emplatar" también las encuentro bastante modernillas.
  • Otras. También "feminicidio", "impass", "multiculturalidad", "positividad" y "dron" pasan a formar parte del diccionario de la Real Academia de la Lengua.


Reportaje con la reacción de algunos ciudadanos
al escuchar las nuevas palabras.


Existen, asimismo, algunas palabras que desaparecen (como se veían en la imagen de arriba) o bien que pierden algunas de sus acepciones, como las siguientes:


Tanto "huérfano" como "masculino" y "femenino" pierden acepciones dudosas.
(Capturas del reportaje de La Sexta incluido más arriba).


Por cierto, creo que viene al caso mencionar que hoy la Comunidad de Madrid ha informado de que se  ha "eutanasiado" a Excalibur, el perro de la sanitaria con ébola, Teresa Romero. ¿Del verbo eutanasiar? Ese por ahora ni aparece en el diccionario ni está entre las novedades previstas.


Madrid anunció así que se había sacrificado a Excalibur, el perro
de la profesional infectada con el virus del ébola. Aquí,el comunicado íntegro.


Relacionado:
Sobre las palabras que se incluyeron en la edición online del diccionario 
en el 2012 y que ahora figurarán por primera vez en papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada